Página Ecológica
  Bienvenido al Portal de la Cátedra de Derecho Ecológico de la Universidad Santa María
CARACAS - VENEZUELA
   

INICIAL  CATEDRÁTICOS   EDITORIAL  ARTÍCULOS  TEMAS  PROGRAMA   BIBLIOGRAFÍA  LEGISLACIÓN   BUSCAR   SU REQUERIMIENTO   CHAT   SUGERENCIAS   ARCHIVO  CONTÁCTENOS   

DOCUMENTOS

LIBROS

Seguridad, Defensa y Desarrollo    

La Justicia Militar para el Siglo XXI

Economía, Ambiente Derecho Minero y Derecho Petrolero 

Derecho y Economía del Ambiente y de los  Recursos Naturales

PONENCIAS

Convenio Internacional sobre la Diversidad Biológica

Cumbres sobre la Tierra: Río 1992, Kioto 1997, Johannesburgo 2002, Copenhagen 2009, Cancún 2010, Río+20 2012 y otros acuerdos internacionales)

Educación Ambiental e Indigenismo

Educación Ambiental en Venezuela 

Revolución Verde o Reforma Agraria 

Derechos Ambientales en la Constitución de Venezuela

Derechos Humanos Ambientales

Haga click para enviar correo

 

 

Usted es el visitante Nª Hit Counter

 

PRESENTACIÓN

Un cordial saludo a todas las personas que nos honran con su visita. recordamos que este portal sirve de aula en la calle de nuestra Cátedra "Derecho Ecológico" Iniciamos la campaña por servir a la Educación Ambiental, dando cumplimiento a lo establecido en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Esta página la iniciamos a partir del requerimiento de apoyo a los profesores y estudiantes de las asignaturas que integran la cátedra universitaria dedicada a la investigación y el estudio de los elementos que se relacionan con los recursos naturales y todo su entorno en la naturaleza.
Recordamos que en un principio surgió este portal para reforzar la temática de la cátedra de "DERECHO ECOLÓGICO" que integra el pensum de estudios de la UNIVERSIDAD SANTA MARÍA -CARACAS-VENEZUELA- surgida desde 1984, que en un comienzo hubo la dificultad para profesores y alumnos, para encontrar material de estudio concatenado con la temática del programa propuesto desde entonces en la facultad de derecho de la Universidad. Con el tiempo, motivados los estudiosos han tenido que enfrentar la problemática ecológica que avanza en el planeta, y que ha obligado a a todos a incursionar en el análisis sistémico de la interrelación del hombre y su medio ambiente, guiado por los avances que desde hace ya bastante tiempo han tenido la "ECOLOGÍA" y las ciencias ecológicas en su función de estudiar la interrelación de los seres vivos y el medio ambiente en que coexisten.
Es por todo ello indiscutible el encuentro con la sociología, que coadyuva al estudio de la relación entre los grupos humanos y su ambiente, tanto físico como social. Con ello, el estudio de todas las complejas interrelaciones a las que Darwin se refería como las condiciones de lucha por la existencia.
En nuestro interés docente, seguimos abrigando la esperanza de que esta página se inserte en el espíritu de las muchas otras existentes a nivel planetario, como aporte al espíritu de la investigación y como una llama que busca el alimento oxigenante del conocimiento universal, que nos ayude a complementarla con aportes coincidente o críticas constructivas, para así, sin ánimo de éxito, sentirnos útiles al esfuerzo por la conservación del medio ambiente.

BASE FILOSÓFICA

  • Honramos la palabra del Santo padre JUAN PABLO II, por ello, siguiendo el honor que conjugamos en nuestro libro: "Derecho y Economía del Ambiente y de los Recursos Naturales", transcribimos su

    "Prefacio"

    “El origen primigenio de todo lo que es un bien, es el acto mismo de Dios que ha creado al mundo y al hombre, y qu ha dado la tierra para que la domine con su trabajo y goce de sus frutos (cf. Gen. 1 28-29). Dios ha dado la tierra a todo el género humano para que ella sustente a todos sus habitantes, sin excluir a nadie ni privilegiar a ninguno. He aquí, pues, la raíz primera del destino universal de los bienes de la tierra. Esta, por su misma fecundidad y capacidad de satisfacer las necesidades del hombre, es el primer don de Dios, para el sustento de la vida humana. Ahora bien, la tierra no da sus frutos sin una peculiar respuesta del hombre al don de Dios, es decir, sin el trabajo. Es mediante el trabajo como el hombre, usado su inteligencia y su libertad, logra dominar y hacer de ella su digna morada. De este modo, se apropia una parte de la tierra, la que ha conquistado con su trabajo: he aquíi el origen de la propiedad individual. Obviamente, le incumbe también la responsabilidad de no impedir que otros hombres obtengan su parte del don de Dios, es mas, debe cooperar con ellos para dominar juntos la tierra...En efecto, el principal recurso del hombre es, junto con la tierra, el hombre mismo. Es su inteligencia la que descubre las potencialidades productivas de la tierra y las mmúltiples modalidades con que se pueden satisfacer las necesidades humanas. Es su trabajo disciplinado, en solidaria colaboración, el que permite que la creación de comunidades de trabajo cada vez más amplias y seguras para llevar a cabo la transformación del ambiente natural y la del mismo ambiente humano. En este proceso están comprometidas importantes virtudes, como son: la diligencia, la laboriosidad, la prudencia en asumir los riesgos razonables, la fiabilidad y la lealtad en las relaciones interpersonales, la resolución de ánimo en la ejecución de decisiones difíciles y dolorosas, pero necesarias para el trabajo común de la empresa y para hacer frente a los eventuales reveses de fortuna”(*)


(Parte de la Carta Encíclica Centesimus Annus del Sumo Pontífice JUAN PABLO II en el Centenario de la encíclica RERUM NOVARUM, Roma 1/5/91)

ARRIBA

Última modificación: 29/10/2014

NUESTRA SEDE: FACULTAD DE DERECHO DE LA UNIVERSIDAD SANTA MARÍA -  ESCUELA DE DERECHO - CÁTEDRA DE DERECHO ECOLÓGICO - CARACAS-VENEZUELA

                                                                                                                                                           

  Copyright © 2005 [ipf-Prieto Figueroa & Asociados]. Reservados todos los derechos.