EL PETRΣLEO Y LA INDUSTRIA PETROLERA EN VENEZUELA

EL PETRÓLEO – EVOLUCIΣN HISTΣRICA

La palabra petróleo deriva del latín petra = piedra y óleum =aceite. Es generalmente una sustancia viscosa de origen natural, cuya composición consiste en una mezcla de sustancias orgánicas formadas por hidrocarburos, con pequeñas cantidades de otros compuestos de azufre y de oxígeno, cuyo contenido de azufre varía entre un 0,1 y un 5%; su color es variable del incoloro al negro, con olor oleáceo o sulfurado muy pronunciado, que puede presentarse también en los tres estados: sólido, líquido y gaseoso, en una variada gama de negro, con un peso específico menor que el del agua, y sus principales componentes son el carbono y el hidrógeno.

En tal virtud, el petróleo es un hidrocarburo, mezclado frecuentemente con nitrógeno, gas carbónico, azufre, etc., impurezas éstas que le restan valor comercial, atendiendo en forma proporcionalmente directa al alto contenido de azufre, que imposibilitan refinarle por el método Cracking o Pirolisis, que consiste en una operación llevada a cabo por acción simultánea del calor y de la presión, con la cual se busca mejorar el rendimiento de los petróleos en naftas, empleando gasoil, los aceites parafinados y el mazut asfáltico o fueloil, que es un combustible bueno, capaz de remplazar al aceite en muchas de sus aplicaciones.

El petróleo se forma bajo la superficie terrestre por la des-composición de organismos marinos y los restos de animales minúsculos que viven en el mar y, en menor medida, de organismos terrestres arrastrados al mar por los ríos o los de plantas que crecen en los fondos marinos, que se mezclan con las finas arenas y limos que caen al fondo en las cuencas marinas. Estos depósitos, ricos en materiales orgánicos, se convierten en rocas generadoras de crudo.

El proceso comenzó hace muchos millones de años, cuando surgieron los organismos vivos en grandes cantidades, y continúa hasta el presente, cuando los sedimentos se hacen más espesos y se hunden en el suelo marino por su propio peso.

Este aceite mineral es conocido desde muy antiguo, se estima que hace miles de años. En forma de betún, que es el residuo obtenido después de evaporarse los productos livianos, se encuentra en grandes cantidades bajo la superficie terrestre. Se le menciona en la Biblia, al referir que la cuna de Moisés fue pintada con él. Hacia el siglo 520 antes de Cristo, se le empleaba como combustible en Babilonia, y en Egipto se embalsamaban los muertos con una mezcla de betún y de materias aromáticas. En Asia, las poblaciones muy antiguas del Cáucaso y del Tíbet veneraban como manifestaciones divinas, los chorros de nafta inflamada que surgían del suelo.

Durante mucho tiempo se empleó para fines limitados, como el calafateado de barcos, la impermeabilización de tejidos o la fabricación de antorchas. En la época del renacimiento, el petróleo de algunos depósitos superficiales se destilaba para obtener lubricantes y productos medicinales, pero la auténtica explotación del petróleo no comenzó hasta el siglo XIX. Para entonces, la Revolución Industrial había desencadenado una búsqueda de nuevos combustibles y los cambios sociales hacían necesario un aceite bueno y barato para las lámparas.

Nunca imaginaron los antiguos que este aceite de piedra llegase a ser una de las más importantes fuentes de energía que se consume en el mundo, ni de la dependencia que tendrían las comunidades con su vida moderna, de este producto de la tierra utilizado, pero no de relevancia en su época.

A mediados del siglo XIX varios científicos desarrollaron procesos para su uso comercial. Es el caso del británico James Young y otros, quienes comenzaron a fabricar diversos productos a partir del petróleo, aunque después Young centró sus actividades en la destilación de carbón y la explotación de esquistos petrolíferos.

En 1852, el físico y geólogo canadiense Abraham Gessner obtuvo una patente para producir a partir de petróleo crudo un combustible para lámparas relativamente limpio y barato, el queroseno. Tres años más tarde, el químico estadounidense Benjamin Silliman publicó un informe que indicaba la amplia gama de productos útiles que se podían obtener mediante la destilación del petróleo.

Con este precedente, comenzó la búsqueda de mayores suministros de petróleo, por cuanto desde hacía años, muchas personas sabían que en los pozos perforados para obtener agua o sal se producían filtraciones de petróleo, por lo que pronto surgió la idea de realizar perforaciones para obtenerlo.

Los primeros pozos de este tipo se perforaron en Alemania entre 1857 y 1859, pero el acontecimiento que obtuvo fama mundial fue la perforación de un pozo petrolífero cerca de Oil Creek, en Pennsylvania, llevada a cabo por el coronel Edwin L. Drake, quien en 1859, contratado por el industrial estadounidense George H. Bissell, hizo perforaciones en busca del supuesto "depósito matriz", del que parecía ser el origen de las filtraciones de petróleo en Pennsylvania occidental. En su intento, encontró un depósito de poca profundidad, apenas 21,2 m, cuyo petróleo era de tipo parafínico, muy fluido y fácil de destilar. Este éxito de Drake marcó el comienzo del rápido crecimiento de la moderna industria petrolera, por lo que la comunidad científica no tardó en prestar atención al petróleo, desarrollándose hipótesis coherentes para explicar su formación, su movimiento ascendente y su confinamiento en depósitos.

Aunque hacía siglos que el petróleo se empleaba en campos tan diferentes como la medicina o la construcción, la moderna era del petróleo empezó con la perforación de un pozo comercial en Pensilvania (Estados Unidos), en 1959. La industria petrolera estadounidense creció rápidamente, y surgieron numerosas refinerías para fabricar productos derivados del petróleo crudo. Las compañías petroleras empezaron a exportar su principal producto, el queroseno —empleado para iluminación—, a todas las zonas del mundo. El desarrollo del motor de combustión interna y del automóvil creó un enorme mercado nuevo para otro derivado importante, la gasolina. Un tercer producto, el gasóleo de calefacción, empezó a sustituir al carbón en muchos mercados energéticos.

Las compañías petroleras, la mayoría estadounidenses, encontraron inicialmente reservas de crudo mucho mayores en Estados Unidos que en otros países. Esto hizo que las compañías petroleras de otros países —sobre todo Gran Bretaña, Países Bajos y Francia— empezaran a buscar petróleo en muchas partes del mundo, especialmente en Oriente Próximo. Los británicos iniciaron la producción del primer campo petrolífero en esa zona (concretamente en Irán) justo antes de la I Guerra Mundial. Durante la guerra, la industria petrolera estadounidense produjo dos tercios del suministro mundial de petróleo a partir de yacimientos nacionales, e importó un sexto de México. Al final de la I Guerra Mundial, y antes del descubrimiento de los productivos campos del este de Texas, Estados Unidos, con sus reservas afectadas por el esfuerzo bélico, se convirtió en un importador neto de petróleo durante algunos años.

A lo largo de las tres décadas siguientes, con el apoyo ocasional del gobierno federal de Estados Unidos, las compañías petroleras de ese país se expandieron con enorme éxito por el resto del mundo. En 1955, las cinco principales empresas de petróleo de Estados Unidos producían dos tercios del petróleo del mercado mundial (sin incluir América del Norte y el bloque soviético). Dos compañías británicas producían casi un tercio, mientras que los franceses sólo producían una quincuagésima parte. Las siete principales compañías estadounidenses y británicas proporcionaban al mundo cantidades cada vez mayores de petróleo barato procedente de las enormes reservas de Oriente Próximo. El precio internacional era aproximadamente de un dólar por barril; durante esa época Estados Unidos era en gran medida autosuficiente, y sus importaciones estaban limitadas por una cuota.

Las naciones de hoy en día dependen del petróleo y sus productos, al extremo que, la estructura física y la forma de vida de las aglomeraciones periféricas que rodean las grandes ciudades son posibles gracias a un suministro de petróleo abundante y barato. Las estadísticas revelan, por circunstancias conocidas, que en los últimos años ha descendido la disponibilidad mundial de esta materia, y su coste o costo relativo ha aumentado. Muchos piensan, que es probable que, a mediados del siglo XXI el petróleo ya no se use comercialmente de forma habitual.

CLASIFICACION DEL PETRÓLEO

Es de entenderse, que el petróleo en su estado natural es simplemente una mezcla y no un compuesto químico definido, y cada mezcla es generalmente diferente a otra en su composición. Para su tipología, es costumbre distinguir dos tipos:

1. Petróleos de tipo americano (Texas, Canadá, Pennsylvania), los cuales están compuestos casi exclusivamente por hidrocarburos saturados acíclicos, con trazas de hidrocarburos etilénicos y bencénicos.

2. Petróleos de tipo ruso(Bakú, Cáucaso), que contienen hidrocarburos bencénicos y saturados con cadena cerrada (ciclánicos nafténicos) y algunos etilénicos.

Todos los otros petróleos son mezclas en proporciones variables de estos dos tipos.

Para el mercado, en sentido comercial, la clasificación más importante del petróleo, por conocida y de uso comercial, es la que toma como base la gravedad de American Petroleum Institute (API), la que, se relaciona en orden ascendente, atendiendo a la liviandad del crudo. Es decir, a mayor grado API, más liviano es el petróleo y mayor su precio en el mercado. En Venezuela, el Ministerio de Energía y Minas, al discriminar la producción petrolera venezolana por gravedad API, acogió la siguiente clasificación:

- EXTRAPESADO: de 0 a 9, 9API

- PESADO: de 10 a 21, 9 API

- MEDIANO: de 22 a 29, 9 API

- LIVIANO: de 30 o más grados, API

En esta escala API, el grado 10 equivale a 1 de peso específico del agua, es decir que, si se pesa un litro de petróleo de 10 API y uno de agua pesan iguales, 1.000 gramos. Sin embargo, lo que ocurre normalmente es que el litro de petróleo pesa menos que el litro de agua y por consiguiente, al mezclarlo, el petróleo flota en el agua, pero en el caso de que el petróleo tenga una gravedad API inferior al 10, el agua será más ligera y ocupara el nivel superior del recipiente.

El petróleo de esquisto

Aun cuando debiéramos referirnos al tema que trata la Faja Petro-Bituminosa del Orinoco, creemos de interés hacer mención en esta oportunidad, donde nos referimos al petróleo como elemento de importancia económica y social, al denominado petróleo de esquisto, con denominación en inglés: shale oil, que es un petróleo no convencional producido a partir de esquistos bituminosos mediante pirólisis, hidrogenación, o disolución térmica. Procesos que convierten a la materia orgánica contenida dentro de la roca (querógeno) en petróleo sintético y gas. Obviamente, el petróleo resultante puede ser utilizado como combustible o ser mejorado para ajustarse a las especificaciones del material que alimenta una refinería, mediante el agregado de hidrógeno y la eliminación de impurezas tales como azufre y nitrógeno. Los productos refinados obtenidos de este tipo de petróleo, pueden ser utilizados para los mismos fines que aquellos obtenidos a partir del petróleo crudo.

El petróleo de esquisto, como referimos antes al reseñar la historia del petróleo, fue una de las primeras fuentes de aceite mineral usadas por los humanos. Especificándose, que su uso más antiguo del cual existan registros fue en Suiza y Austria a comienzos del siglo XIV. En 1596, el médico personal de Frederick I, Duque de Württemberg, escribió acerca de sus propiedades curativas. También fue utilizado para alumbrar las calles de Modena, Italia a comienzos del siglo XVII. La corona británica otorgó una patente a tres personas en 1694, que habían encontrado la manera de extraer y producir grandes cantidades de pitch, brea, y aceite de un cierto tipo de roca; posteriormente comercializado como Betton's British Oil, se promocionaba diciendo, que el producto destilado había sido probado por buzos en dolores y contusiones con gran efecto beneficioso. Las industrias modernas de extracción de shale oil, se crearon en Francia hacia 1830 y en Escocia durante la década de 1840.Este petróleo era utilizado como combustible, como lubricante, y como aceite para lámpara; la revolución industrial había aumentado la demanda de iluminación. Servía para reemplazar al aceite de ballena que era cada vez más escaso y costoso.

Durante finales del siglo XIX, se construyeron plantas para extracción de shale oil en Australia, Brasil y Estados Unidos. China (Manchuria), Estonia, Nueva Zelanda, Sudáfrica, España, Suecia, y Suiza y producían shale oil a comienzos del siglo XX, pero el descubrimiento de petróleo crudo en Medio Oriente a mediados del siglo XX paralizó a la mayoría de estas industrias, aunque Estonia y el Noreste de China mantuvieron operativas sus industrias de extracción hasta comienzos del siglo XXI, y en respuesta al aumento de los costos del petróleo a comienzos del siglo XXI, han recomenzado operaciones de extracción y/o de exploración en Estados Unidos, China, Australia, y Jordania.

El petróleo de esquisto puede extraerse mediante pirólisis, hidrogenación, o disolución térmica. La pirólisis de la roca es realizada en una retorta, situada encima del suelo o dentro de la propia formación de roca. En 2008 la mayor parte de las industrias extractivas de shale oil extraían, trituraban y transportaban la roca hasta una instalación de retortas, aunque se han probado algunas técnicas experimentales que permiten extraer el petróleo in-situ, en el mismo lugar de extracción.

La temperatura a la cual el querógeno se descompone en hidrocarburos estables varía según el tiempo del proceso. En la descomposición sobre suelo, el proceso comienza sobre los 300 °C, pero puede acelerarse y completarse a temperaturas más altas. La descomposición se realiza de forma más óptima entre 480 y 520 °C.

IMPORTANCIA ECONÓMICA Y SOCIAL DEL PETRÓLEO

Muy acertadamente, el Dr. E. Pehrson, profesor de Economía Minera de la Universidad de Columbia, consideró al petróleo junto con el hierro y el carbono como los tres grandes elementos en el campo de la Economía Minera. En esta trilogía, el petróleo alcanza cada vez mayor importancia, dada su versatilidad como materia prima para la generación de innumerables productos, obteniendo por ello importancia internacional, lo que hace considerarlo como un elemento indispensable en la vida moderna. En realidad este preciado mineral, ha alcanzado una importancia internacional, ya que puede ser utilizado para fines destructivos o para satisfacer los requerimientos que demanda la vida moderna en tiempos de paz.

Debemos indicar también, que, en la actualidad, más de la mitad de la energía que se consume en el mundo, es generada por derivados del petróleo y por el gas natural, por lo que, en la concepción de los elementos necesarios e indispensables para el confort de la vida moderna, figuran el petróleo junto al aluminio, ambos productos de libre ubicación en la naturaleza, que sólo requiere procesos muy simples de transformación, para su uso.

En los Estados Unidos, el Petróleo adquiere una alta relevancia, dado su masivo consumo energético e industrial. Es el país mayor consumidor petrolero del mundo, es productor y a la vez, el mayor importador, de cuyo mercado dependen muchas economías de los países exportadores.

En América Latina, adquiere también importancia, dada la cultura adquirida por la influencia del Mundo Occidental, liderado por USA. Y por cuanto los hidrocarburos sirven principalmente como fuente: de energía, de ingresos fiscales, de divisas, de ocupación, etc. En este conglomerado internacional, son varios los países productores, muchos de ellos con un consumo exiguo, que apenas les alcanza para su autoabastecimiento total o en parte, por lo que tienen que acudir a la importación, para suplir el déficit energético local. Destacan entre los mayores productores: Venezuela, México y Ecuador, países que exportan su excedente, que es una gran proporción de su producción.

EL IMPULSO PETROLERO EN VENEZUELA

En Venezuela, el modelo de desarrollo en base al petróleo ha contribuido a un desarrollo hipertrofiado no solo en lo económico, sino también en la ordenación ambiental del territorio. Sin embargo, esa misma característica ha permitido que este recurso natural, abundante y generador de renta, salve gran parte de los ecosistemas frágiles hoy transformados en áreas bajo régimen de administración especial.

Durante los últimos setenta años, la industria petrolera viene ocupando un papel determinante en la economía nacional. La producción acumulada de crudos ha alcanzado cifras superiores a los 40 mil millones de barriles, lo que representa una larga historia petrolera y de dependencia del ingreso por tal concepto.

La historia petrolera venezolana

De acuerdo con los investigadores de la materia, en Venezuela se empieza a explotar el petróleo a partir de 1875, cuando después de un terremoto comienza a salir petróleo en grandes cantidades por una de las grietas producidas por el movimiento telúrico en la hacienda "La Alquitrana" del Estado Táchira, perteneciente al Señor Manuel Antonio Pulido. A raíz de este hecho, Pulido forma la primera empresa petrolera venezolana, que se dedicó a explotar industrialmente al petróleo. La empresa se llamó "Compañía Nacional Minera Petrólia del Táchira" o "Petrólia del Táchira". Más tarde se construyó la primera refinería la cual se producía mensualmente 60 galones de gasolina, 165 de querosén, 150 de gasoil y 220 de residuos. De estos derivados del petróleo, el querosén era el de mayor utilidad, se usaba para el alumbrado y para las primeras cocinas.

En 1878, el hacendado Manuel Antonio Pulido obtuvo los derechos para la explotación minera de un terreno ubicado en su hacienda cafetera La Alquitrana, tras descubrir emanaciones de petróleo en la superficie. Como indicáramos antes, Pulido funda la compañía Petrolia del Táchira en sociedad con cinco hacendados y comerciantes de la región. En 1880 los vecinos de Rubio y de San Cristóbal, animados por la novedad, acuden a la instalación de aquellos extraños equipos de perforación que habían viajado por barco, barcazas y mulas desde Nueva York hasta La Alquitrana. Pero no fue sino 3 años más tarde cuando a sesenta metros de profundidad, el llamado pozo Eureka empezó a producir 230 litros diarios de un petróleo algo verdoso que sería refinado en un pequeño alambique para producir querosén y proveer de esta fuente de iluminación a Rubio y San Cristóbal. Esto da el inicio de explotación petrolera en Venezuela.

A pesar del conocimiento de la existencia de petróleo en Venezuela desde hacía siglos, este recurso cobró real trascendencia con la llegada del siglo XX y los primeros pozos de efectiva importancia no se perforaron sino hasta la década de 1910. El entonces presidente Cipriano Castro, aprobó un nuevo Código de Minas para la Nación el 23 de enero de 1904, estableciendo así un principio que marcaría dramáticamente el curso de la industria petrolera hasta su nacionalización en 1976. El presidente de la República obtenía facultad plena para administrar y otorgar concesiones petroleras, sin necesidad del consentimiento del Congreso. Durante su gobierno, se llegaron a otorgar cuatro concesiones para explorar, producir y refinar petróleo, las cuales fueron solicitadas con el evidente propósito de ser negociadas con inversionistas extranjeros.

De 1914 a 1917, fueron descubiertos varios yacimientos de petróleo en todo el país, sin embargo, el estallido de la Primera Guerra Mundial retrasó significativamente el desarrollo de la industria, pero debido a la dificultad para la compra y transporte de las herramientas y maquinaria y equipos, algunas compañías petroleras se vieron obligadas a renunciar a la perforación hasta después de la guerra. A finales de 1917, las primeras operaciones de refinación se llevaron a cabo en la refinería de San Lorenzo, y las primeras exportaciones significativas de petróleo venezolano salieron por el terminal Caribbean Petroleum en San Lorenzo.

A finales de 1918, el petróleo apareció por primera vez en las estadísticas de exportación de Venezuela, con una producción anual de 21.194 toneladas métricas. Después de unos veinte años desde la instalación del primer taladro perforador de pozos, Venezuela se había convertido en el mayor exportador de petróleo del mundo y el segundo mayor productor de petróleo, después de Estados Unidos, disparándose la exportación de 1,9% a 91,2% entre 1920 y 1935.

En el período final del mandato de Juan Vicente Gómez, entre 1927-1936, el petróleo pasa a ocupar el primer lugar de los productos de exportación, con un 85%, comparativamente con el café y el cacao que en conjunto llegan al 12%. Entre 1937 y 1945 se incrementa el porcentaje de exportación del petróleo, que alcanza al 93%, en comparación con el 4% del café y el cacao, tendencia que se mantiene en las décadas siguientes, hasta llegar a la década entre los 70’y los 80’, cuando aun manteniéndose la disminución del nivel de exportación, el porcentaje se mantiene en la proporción, tal vez ascendente, dada la poca competitividad de otros productos de exportación, solo incrementada en otros productos mineros como el hierro, el acero y el aluminio. No obstante, los niveles porcentuales se mantienen en cantidad de producto exportado, no así el ingreso fiscal, que ha disminuido en valor real.

En 1934, en plena época petrolera, nuestra población, de tres millones de habitantes, trabajaba básicamente fuera de cualquier economía monetaria, en una situación muchas veces real y no solo retóricamente marginal. Venezuela era un país enfermo, con hambre y por la falta de higiene, golpeado por endemias comunes: el paludismo, la fiebre amarilla, la anquilostomiasis, el mal de Chagas y la bilharzia. Venezuela era un país de ignorantes, donde no pasaban de 3.000 los estudiantes de bachillerato en todo el país y donde las oportunidades de educación superior solo se reducían a Caracas o Mérida.

A raíz del incremento de la actividad petrolera, mejoró el poder adquisitivo de la población venezolana, contribuyó a ampliar el mercado de consumo de bienes y servicios de todo tipo y a sentar las bases para el surgimiento de un proceso de industrialización nacional. La presencia del recurso petrolero en nuestra economía, si bien dio pie a la introducción de algunas distorsiones en el desenvolvimiento económico nacional, no fueron menores los efectos positivos, gracias a los cuales, Venezuela presenta condiciones generales de vida y un desarrollo económico superior a los de los países de la región que no cuentan con este recurso.

El analfabetismo descendió en 1936, de un 80% a menos de un 15%. En el mismo año, la matrícula escolar paso de cubrir el 4.2 % de la población al 30%; y la expectativa de vida del venezolano pasó de 37 años en 1937 a más de 68 años en la actualidad.

Con el transcurrir del tiempo, Venezuela experimentó una significativa transformación económica, que le ha permitido salir del atraso en que se encontraba hace algunas décadas. En la actualidad, las reservas probadas, semiprobadas, las adicionales económicamente posibles de recuperar y las nuevas reservas de hidrocarburos en el país de diferentes grados API totalizan un volumen superior a los 330.000 millones de barriles de petróleo y bitúmenes. Este volumen, que incluye las reservas recuperables de la Faja del Orinoco, nos coloca como uno de los países con mayores reservas de crudo en el ámbito mundial. Nuestro potencial de producción actual es de hasta 2.600.000 barriles diarios, el cual se incrementa con la incorporación de nuevas tecnologías, la recuperación de pozos abandonados y el mejoramiento del proceso productivo.

CUANTIFICACION DE LOS RECURSOS PETROLEROS EN VENEZUELA

Al hablar de la importancia fiscal de los hidrocarburos en Venezuela, necesitamos tener conocimiento de lo que, a nivel de volumen, representan para el país, las inmensas riquezas con que cuenta, lo que obligan a reconocer, no solamente la importancia hoy, sino para su futuro mediato, aun cuando se disminuya la producción. Venezuela posee una extensa base de recursos de hidrocarburos, distribuida entre los tradicionalmente explotados como livianos, a los que debemos sumar las inmensas reservas representadas por los yacimientos de la Faja Bituminosa del Orinoco.

Las reservas de petróleo de Venezuela son, a la fecha, las mayores reservas probadas del mundo; alcanzando a finales de 2013, un volumen total certificado de 298.353 millones de barriles, que representan el 20% de las reservas mundiales de este recurso, lo cual coloca a Venezuela como el país con las mayores reservas de petróleo a nivel mundial -incluso por encima de Arabia Saudita- aunque el 75% de ellas corresponden a crudo extra-pesado. Vale decir, que en las áreas tradicionales hay un estimado de más de 66 mil millones de barriles de reservas probadas de crudo, 140 billones de pies cúbicos de gas (25 mil millones de barriles equivalentes de petróleo). Existen además unas reservas probables, que fueron estimadas para los 70΄ en más de 22 mil millones, pero en la actualidad se siguen descubriendo yacimientos, especialmente de crudo liviano, que elevan las reservas totales de crudos convencionales hasta aproximadamente 66 mil millones de barriles.

La empresa espera, luego de finalizar la cuantificación de las reservas de petróleo en la Faja del Orinoco, incrementar aún más esta cifra, de acuerdo con lo estipulado en el Proyecto Magna Reserva. Al finalizar dicho proyecto, Venezuela deberá poseer reservas probadas con un total cercano a 316.000 millones de barriles, la mayoría de ellos correspondientes a crudo extrapesado.

Los yacimientos de petróleo crudo pesado y extrapesado de la Faja del Orinoco, son de un tamaño y extensión similar al yacimiento de arenas de alquitrán de Athabasca en Canadá, aun cuando menos viscoso que éstos, lo que significa que puede ser extraído por medios más convencionales, pero está sin embargo, enterrado a mayor profundidad, lo que significa que no puede ser extraído por minería superficial, como ocurre con el canadiense. Las estimaciones de las reservas recuperables en la Faja del Orinoco entre 100.000 y 270.000 millones de barriles. En 2009, la USGS actualizó esta cifra a 513.000 millones de barriles (8.16Χ10^10 m³), lo que incrementa en gran proporción las reservas de Venezuela.

Como balance referencial histórico, podemos revisar cifras que nos indican no solo la evolución del mercado petrolero en Venezuela, ya que el consumo, aunque incrementado, no refleja la importancia de la industria, como si lo apreciamos con los niveles de producción.

De una producción de 121 mil barriles en el año de 1917, pasamos, en 1935, a una producción de 150 millones de barriles. En las décadas subsiguientes se produjeron aumentos considerables: 323 millones en 1945; 787 millones en 1955 y 1.267 millones en 1985. Hasta el año 1974 la producción se mantuvo por encima de los 1.000 millones. En 1970 la producción fue de 1.353 millones, es decir, de más de 3.700.000 barriles diarios.

A partir de 1975 la producción declina progresivamente, debido a un estancamiento en la demanda a causa de los altos precios iniciados con el llamado "boom" petrolero, a consecuencia de las acciones bélicas y políticas analizadas anteriormente, cuyas ganancias desmesuradas, incentivaron a países no OPEP a desarrollar nuevos yacimientos antes improductivos o de baja rentabilidad, que inundaron el mercado petrolero. Igualmente, se destacó una campaña de ahorro de energía mediante el racionamiento, con lo cual se hizo declinar la demanda. En otros consumidores, se programó la búsqueda de nuevas alternativas energéticas y al uso de fuentes alternas de energía, principalmente el carbón y la energía nuclear.

Este proceso estuvo muy vinculado al proceso de economía o conservación de energía iniciado a nivel mundial, especialmente en los países no productores de petróleo. Así, pueden describirse tres tipos de medidas de conservación de energía. El primero, consistente en el recorte, es decir, prescindir del uso de energía. El segundo tipo es la reforma, que consiste en cambiar los hábitos de vida y la forma de producción de bienes y servicios. El tercer tipo de medidas implica un uso más eficiente de la energía para adaptarse a su mayor coste. Esta última alternativa es más fácil de aceptar para los gobiernos y la sociedad en general.

Hacia 1980, los pueblos se habían dado cuenta de que el aumento de la eficiencia energética podía contribuir positivamente al balance mundial de energía a corto y medio plazo, y de que la llamada conservación productiva debería considerarse una solución adicional tan importante como las fuentes de energía antes descritas. Ya para la década de los 70΄ comenzaron a producirse ahorros sustanciales y parece posible aumentarlos hasta un 30 o un 40% sin afectar de modo drástico la vida humana.

Hay sin embargo numerosos obstáculos. Un importante freno para la conservación productiva es su carácter altamente fragmentado y poco espectacular, ya que exige que cientos de millones de personas tomen medidas tan prosaicas como apagar las luces cuando no las necesitan o mantener una presión correcta en los neumáticos de los automóviles. Otra barrera ha sido la económica. En 1990, el precio de la gasolina en Estados Unidos sólo era algo mayor que en 1970, si se tiene en cuenta la inflación. Ese precio es tres veces menor que en Europa. Estos precios excesivamente bajos hacen que sea difícil de convencer a la población para invertir en eficiencia energética. Un tercer obstáculo es la falta de información y subvenciones para que los consumidores energéticos realicen inversiones en conservación energética. Con el tiempo, las mejoras en la eficiencia se amortizan con creces, pero a corto plazo exigen inversiones que resultan más difíciles en algunos sectores de la economía que en otros

Nuestra industria ha perforado más de 40.000 pozos, de los cuales más del 60% han resultado productores, con una capacidad interna de refinación superior a 1.200.000 barriles diarios. De tal manera que nuestra industria petrolera está organizada, es sólida y se mantiene en constante proceso de perfeccionamiento, a pesar del exceso de inventarios y los bajos precios.

Reservas probadas de crudo venezolano de 2006 a 2013

Reservas petroleras del mundo por países (Barriles de Petròleo)

1 Venezuela 298.350.000.000 2014

2 Arabia Saudita 265.789.000.000 2014

3 Canadá 173.100.000.000 ** 2014

4 Irán 157.800.000.000 2014

5 Irak 144.211.000.000 2014

6 Kuwait 101.500.000.000 2014

7 Emiratos Árabes 97.800.000.000 2014

8 Rusia 80.000.000.000 2014

9 Libia 48.363.000.000 2014

10 Nigeria 3 7.070.000.000 2014

(Fuente: Boletín OPEP 2014 página 26 y Natural Resources Canada **)

EL PETRÓLEO EN EL INGRESO Y EN EL PRESUPUESTO NACIONAL DE VENEZUELA

En Venezuela, el ingreso petrolero ha tenido una relevante participación en el ingreso y en el presupuesto nacional, que se origina de las leyes que regulan los ingresos y la forma impositiva: la Ley Orgánica de Hidrocarburos, la Ley Orgánica de Hidrocarburos Gaseosos y el Código Orgánico Tributario, constituyéndose en la mayor fuente de ingresos del Estado, que en este sector, lo constituye la regalía petrolera, tasa de recuperación de un activo natural que yace en el subsuelo como un derecho del propietario; estimándose esta composición tributaria en el 95% de los ingresos del país. De igual manera, se estima en aproximación promedio la participación del ingreso petrolero general, tanto en lo industrial, como en el ingreso nacional, en más del 30% del PTB con posibilidades reales de expansión de la industria petrolera hacia afuera y hacia adentro, que la colocan en un privilegiado rol como propulsora del desarrollo económico nacional. Obviamente, la industria petrolera se constituye en el eje y centro fundamental del ingreso nacional, por lo que su vaivén en cuanto a su apego al precio del barril de petróleo, vierte su acción al ingreso y al presupuesto, que muchas veces queda definido en progreso o disminución, atendiendo al mercado petrolero.

Dentro del Ingreso Territorial Bruto (ITB) de Venezuela, encontramos como uno de sus principales componentes al Ingreso Petrolero (IP), que es la suma del Ingreso Fiscal Petrolero (IFP), más la Participación Empresarial de la Industria como tal. Vale decir, el Ingreso Petrolero (IP) es el producto de la venta y de la industrialización del petróleo y sus derivados como parte del Producto Territorial Bruto (PTB), mientras que el Ingreso Fiscal Petrolero (IFP), es el pago legal, como impuesto, que hace Empresa Petrolera por la renta que produce como ente o persona generadora de dinero. El impuesto a la renta petrolera está contemplado en la Ley de Hidrocarburos y en la Ley del Impuesto sobre la Renta.

EVOLUCIÓN Y DESARROLLO DE LA INDUSTRIA PETROLERA EN VENEZUELA

Producida la nacionalización de la Industria del Hierro el 1Ί de enero de 1975, y posteriormente la nacionalización de la Industria Petrolera el 1Ί de enero de 1976, surgen dos complejos industriales: la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) y la Sociedad Anónima Petróleos de Venezuela S.A. (PDVESA) las cuales constituyeron el mayor complejo industrial de Venezuela, a los que el Estado dedicó un nacionalista proceso de constitución, organización y desarrollo, aprovechando el traspaso tecnológico de las anteriores empresas dedicadas a la extracción, procesamiento y comercialización del mineral de hierro y del petróleo.

El 29 de agosto de 1975 al promulgarse la Ley Orgánica que Reserva al Estado la Industria y Comercio de los Hidrocarburos, dentro de la instrumentación contemplada con relación a la industria nacionalizada, por Decreto 1.123 de fecha 30 de agosto de 1975, se procede a la creación de una empresa estatal para cumplir y ejercer la política dictada en materia de hidrocarburos, así se inició a un nuevo capítulo en la ya larga experiencia de explotación del principal recurso del país.

Las Cláusulas Primera y Segunda del Título 1. (Disposiciones Generales) del mencionado Decreto describen la forma y funciones de la empresa:

"La sociedad se denominara Petróleos de Venezuela, girara bajo la forma de sociedad anónima…", "La Sociedad tendrá por objeto planificar, coordinar y supervisar la acción de las sociedades de su propiedad, así como controlar que estas últimas, en sus actividades de exploración, explotación, transporte, manufactura, refinación, almacenamiento, comercialización o cualquier otra área de su competencia en materia de petróleo y demás hidrocarburos, ejecuten sus operaciones de manera regular y eficiente…".

Las responsabilidades asumidas, se cumplieron en un ambiente de grandes expectativas, de suspicacias, temor y mucha desconfianza, que con el correr del tiempo fueron dando paso al conocimiento por los satisfactorios resultados alcanzados desde el primer año de ejercicio, y por haber respondido acertadamente al compromiso y al reto de magnitudes del planteado.

Con carácter de "preciso", era necesario administrar la industria petrolera nacionalizada con el grado máximo de economía, tecnificación y eficacia: la producción de petróleo debía mantenerse cónsona con las realidades de los yacimientos y con la necesidad de generar el nivel de ingreso adecuado para aplicarlo a su desarrollo, considerando además el imperativo de presencia y vigencia en el mercado.

Conforme a la normativa de su nacionalización, y atendiendo al régimen organizativo de los entes del Estado, derivados del mandato constitucional y de las leyes que ordenan a los entes centralizados y descentralizados de la Administración Pública, derivamos la estructura de la Industria Petrolera, así:

PETRÓLEOS DE VENEZUELA, S. A. (PDVSA)

Organización inicial de PDVSA

PDVSA fue creada por decreto del Ejecutivo Nacional NΊ. 1.123 de Fecha 30/8/75 y registrada en fecha 15 de septiembre de 1976, absorbiendo las operaciones y activos pertenecientes a la Corporación Venezolana del Petróleo el 2 de noviembre de ese mismo año y asumiendo a partir del 1 de enero de 1976 la planificación, coordinación y supervisión de todas las operaciones petroleras del país, bajo la tutela del Ministerio de Energía y Minas, conforme al marco legal establecido en la Ley Orgánica que reserva al Estado la Industria y el Comercio de los Hidrocarburos.

A partir del proceso de nacionalización, en virtud de los compromisos asumidos para la fecha por las empresas operadoras transnacionales que fueron nacionalizadas, se constituyeron bajo la forma de sociedades anónimas, trece empresas venezolanas: Amoven, Bariven, Boscaven, Deltaven, Guariven, Lagoven, Llanoven, Maraven, Palmaven, Taloven y Vistaven. Estas empresas remplazaron cada una a una concesionaria nacionalizada, que también en número de trece operaban en el país. A este número, debemos sumar la empresa venezolana existente CVP, con la cual se conformaron en total catorce (14) empresas operadoras nacionales. En los años subsiguientes, se estableció un programa denominado de Racionalización de la Industria Petrolera, cuyo principal enfoque estuvo dirigido a disminuir la carga burocrática de las empresas, el cual conllevó a la unión de algunas empresas, con lo que se redujo el número de operadoras a seis (6) en 1977, con una integración en 1978, que redujo el número a cuatro (4) operadoras: Lagoven, Maraven, Meneven y Corpoven.

Petróleos de Venezuela (PDVSA), como empresa nacional se ubicó entre los líderes mundiales en la producción de petróleo. Fue considerada para el cierre de 1995 como la segunda corporación de producción energética del planeta, con ingresos de más de 26 mil millones de dólares. Hoy, enmarcada necesariamente en la agitada e inestable economía mundial, sin dejar de salirle al paso a las situaciones conflictivas que surgen en el negocio petrolero, circunstancias éstas que gravitan en forma casi permanente en la relación energética mundial, y que se espera seguirán gravitando durante algún tiempo hasta tanto no se visualice un orden productivo y de igualdad universal, que permita motorizar o promover el surgimiento de nuevos factores que faciliten el equilibrio del mercado, o una perspectiva distinta y favorable a los países más afectados por las crisis petrolera y financiera.

Desde su creación, y luego de casi cuatro décadas de actividades, PDVSA se convirtió en una de las corporaciones energéticas más importantes del mundo, ocupando una posición relevante entre las empresas petroleras del mundo, por sus niveles de producción, reservas, capacidad instalada de refinación y ventas.

Registro de producción nacional de petróleo en Venezuela

Venezuela posee algunas de las cuencas sedimentarias más prolíficas del mundo. Su primer registro de producción nacional de petróleo data de 1878, pero fue a partir de 1914 cuando se inició el desarrollo comercial de crudo y comenzó su exportación en 1917. Desde entonces, el nombre de Venezuela ha sido sinónimo de abundantes recursos de hidrocarburos, pero no se convierte en sociedad petrolera sino a partir de los años 30΄. Más de medio siglo dura esta conversión, de país agroexportador a país petrolero, de una a otra forma de subdesarrollo. En la actualidad, casi 100 años después, cuando Venezuela ha alcanzado la consolidación del desarrollo de su industria petrolera, ha afianzado su posición de primer orden el sector energético mundial, a pesar de los grandes problemas que han surgido a causa del desorden mundial, tanto en el uso del petróleo como combustible, como por los avatares surgidos y debatidos a consecuencia del avance de la problemática climática, que ha puesto a la industria petrolera en el ojo del huracán.

Aún, cuando a los ojos de muchos venezolanos estudiosos de la materia, el proceso no ha cumplido su objetivo o la orientación inicial, es con la nacionalización petrolera en 1976, cuando se precipitan bruscamente los procesos de transición hacia nuevas formas de organización económica, menos dependientes de la exportación de hidrocarburos y a nuevas formas de vida menos subsidiadas por el ingreso petrolero, sin que desconozcamos la influencia que sigue manteniendo esta industria en toda la actividad económica del Estado. De allí, el gran efecto de crisis interna que ha sufrido el país, inicialmente por la brusca baja en los precios del petróleo y luego con su abrupta subida, que cambió hacia un derroche y dispendio indiscriminado por parte del gobierno "revolucionario", que desde hace más de una década ha manejado caprichosamente el ingreso, con el incremento del precio que llegó hasta los 140$ el barril. Situación que cambió debido a la crisis financiera mundial, que hizo reducir el precio del petróleo, ocasionando en Venezuela una seria y crítica situación económica, luego con la caída del crecimiento de China, que fue tomado como centro económico y de inversión por el gobierno venezolano; país con el que nos endeudamos miserablemente para mantener el populismo votante y dar gusto a quien falleciera sin poder disfrutar ni si quiera la toma del mando en una elección para un cuarto mandato vitalicio. Sin pensarlo, vimos la claridad del mal manejo de la industria de inmediato.

El proceso de nacionalización petrolera

Al referirnos a la nacionalización de la Industria Petrolera, nos referimos al acto soberano, mediante el cual el Estado venezolano transfirió para sí la propiedad de dicha industria en el año 1976. Para tal fin, fue aprobada la Ley Orgánica que Reserva al Estado la Industria y el Comercio de los Hidrocarburos. Lo que referimos anteriormente al hablar de PDVSA.

……………….

Antes de la nacionalización, la industria petrolera venezolana, era conducida, organizada y administrada por compañías extranjeras transnacionales, con poco o casi ninguna relación operacional con el Estado, tanto en lo relativo a las políticas de exploración y explotación, así como en la comercialización del producto derivado de la extracción. Estas empresas mantenían como secreto empresarial, no del Estado, todo lo referente a las materias geológicas, de explotación y comercialización. Cada una era un mundo aislado, relacionado exclusivamente con su casa matriz en el exterior. Fue un tiempo de extranjerización, donde el venezolano no avizoraba la posibilidad de incursionar, no solo en el manejo de la industria, sino en la lamentable búsqueda de la independencia tecnológica.

…………………

Tras la nacionalización de la industria petrolera en 1975, el Estado venezolano, se reservó, por razones de conveniencia nacional, todo lo relativo a la exploración del territorio nacional en busca de petróleo, asfalto y demás hidrocarburos; a la explotación de yacimientos de los mismos; a la manufactura o refinación; al transporte por vías especiales y almacenamiento; al comercio interior y exterior, y a las obras que su manejo requiera.

La Ley - Antecedentes y Motivacion

En el año de 1974, el Presidente de la República Carlos Andrés Pérez, nombró una comisión integrada por alrededor de 35 personas, quienes representaron diferentes sectores de la vida social, política y económica del país. Esta comisión llamada Comisión Presidencial de Reversión Petrolera, tuvo su base de trabajo fundamentada en las siguientes consideraciones:

Organización de PDVSA a partir del 1Ί de enero de 1998

Hasta el 1Ί de enero de 1998, para su operatividad PDVSA estaba organizada en tres empresas operadoras nacionales, encargadas de la materialización del objeto principal, es decir, la exploración, la explotación o producción, el manejo, el transporte, la refinación y la comercialización de los hidrocarburos y sus derivados; una empresa petroquímica; una empresa carbonífera; dos empresas operadoras internacionales; una empresa de investigación y desarrollo; una empresa para compras internacionales; dos empresas de inteligencia de mercado y una empresa encargada de negociar los contratos de exploración y explotación de nuevas áreas por parte de terceras empresas, mediante la modalidad de ganancias compartidas.

………………………..

PDVSA Exploración y Producción

La división PDVSA Exploración y Producción es responsable por el desarrollo del petróleo, del gas, del carbón y de la manufactura de la Orimulsión®. Esta división está compuesta por las siguientes unidades de negocio: PDVSA Exploración, PDVSA Producción, PDVSA Faja, Bitor-Carbozulia y CVP.

PDVSA Manufactura y Mercadeo

Esta división está a cargo de las actividades de refinación de crudos, así como de la manufactura de productos y su comercialización y suministro para el mercado nacional e internacional. Además, se encarga de la comercialización del gas natural y cumple funciones de transporte marítimo. Esta organización está constituida por: PDVSA Refinación y Comercio, Deltaven, PDV Marina, Inteven y PDVSA Gas.

PDVSA Servicios

Esta división es responsable del suministro de servicios integrados, especializados y competitivos, a toda la Corporación. Su área de gestión incluye una amplia gama de especialidades, entre las cuales se destacan: suministro de bienes y materiales, servicios técnicos, consultoría y asesoría profesional, informática e ingeniería, entre otras. Esta organización está compuesta por: Bariven, PDVSA Ingeniería y Proyectos, PDVSA Administración y Servicios, Consultoría Jurídica, Recursos Humanos, Finanzas y Asuntos Públicos.

Petroquímica de Venezuela (PEQUIVEN)

Es una empresa petroquímica diversificada e integrada, la cual produce y comercializa más de 40 productos para el mercado nacional e internacional. Para sus operaciones, PEQUIVEN está organizada en unidades de negocio, las cuales integran sus líneas de productos en tres sectores principales: olefinas y plásticos, fertilizantes, y productos industriales.

Se inicia como el Instituto Venezolano de Petroquímica (IVP) que pasa luego a integrarse como empresa filial de PDVSA. Esta empresa reúne a todo el complejo petroquímico nacional, cuya orientación es similar a las demás empresas operadoras de la industria nacionalizada.

……………………..

Centro Internacional de Educación y Desarrollo (CIED)

Las funciones del Centro Internacional de Educación y Desarrollo, CIED, incluyen educación y capacitación ejecutiva, profesional, técnica y artesanal. Para esto cuenta con tres institutos: Instituto de Desarrollo Gerencial, Instituto de Desarrollo Profesional y Técnico, y el Instituto de formación Industrial. La mayoría de los cursos ofrecidos por el CIED están abiertos a otras empresas nacionales e internacionales, en particular a las que se vinculan al negocio petrolero.

Organismo de Investigación y Desarrollo (INTEVEP)

Con la nueva estructura de PDVSA, se constituye como una empresa de investigación y desarrollo tecnológico, que presta servicio técnico a la industria petrolera y química. Promueve el desarrollo, transferencia y aplicación de las principales tecnologías en cada fase del negocio: exploración, producción, manufactura, transporte y mercadeo, y ofrece a sus clientes servicios técnicos especializados, consultoría e información.

Este organismo tiene su origen, cuando, después de la nacionalización, fue creada la fundación Invepet en 1973, que con el transcurrir del tiempo, y vistos los resultados obtenidos en materia de investigación tecnológica y de eficiencia operativa, fue transformado en el Instituto Tecnológico Venezolano del Petróleo (Intevep) y en 1979 se constituye en sociedad anónima filial de PDVSA. Su objetivo es el de dar a la industria petrolera apoyo científico y tecnológico, cuyo fundamento central es la reducción de la dependencia tecnológica. Sus áreas de Investigación entre otra, están referido a estudios de investigaciones geotécnicas, físicas, de explosivos, composición orgánica y naturaleza de los hidrocarburos y del gas, su aplicación, medios de transporte y todas las áreas relacionadas con las áreas de aplicación de las empresas operadoras, a las cuales apoya.

Las actividades de INTEVEP, representan un gran esfuerzo de horas-hombre dedicadas a diversos campos de la investigación y apoyo tecnológico a la Industria, destacándose las tareas inherentes a crudos pesados y extrapesados. Destaca el interés por la investigación en crudos pesados, en lo referente a producción, transporte y mejoramiento, por cuanto este producto representa, la actividad tecnológica estratégicamente más importante para la Industria, dadas las grandes reservas existentes de este tipo de hidrocarburo.

Palmaven

Provee asistencia técnica al sector agrícola. Por medio de su organización de Evaluación y Manejo Ambiental, ofrece su experticia en la identificación de problemas ambientales relacionados con la actividad petrolera y en la ejecución de acciones para prevenir, controlar y remediar posibles daños al ambiente, tomando como base el conocimiento de los recursos naturales renovables, así como la ocupación armónica del espacio en las áreas de influencia de la industria petrolera.

Sociedad de Fomento de Inversiones Petroleras (SOFIP)

Recientemente fue creado SOFIP (Sociedad de Fomento de Inversiones Petroleras), filial de Petróleos de Venezuela, que tiene por objetivo promover y canalizar la participación financiera del venezolano en el negocio petrolero dentro del marco de la apertura. En su inicio, se hizo una colocación de papeles de renta fija en una simple operación de financiamiento. Operación utilizada por PDVSA para probar el sistema de distribución. Igualmente ha anunciado la empresa, la emisión de diferentes instrumentos de participaciones en diferentes negocios de asociación, las cuales serán colocadas en los mercados de capitales. SOFIP se ha planteado la necesidad de hacer posible que los venezolanos inviertan en los mismos proyectos ofrecidos a las grandes empresas transnacionales que están invirtiendo en la actividad petrolera del país y para estimular la participación del mercado financiero nacional, SOFIP ha definido hasta ahora dos vehículos de inversión: Bonos Petroleros y la promoción de Entidades de Inversión Colectiva de Capital de Riesgo.

OPERADORAS INTERNACIONALES

A raíz del proceso de internacionalización emprendido por PDVSA, iniciado con la adquisición de acciones en la VebaOel de Alemania, surgió la necesidad de crear empresas operadoras a nivel internacional, para el manejo y la administración de los convenios de asociación en los Estados Unidos (USA) y en Europa, para lo cual fue creada la empresa INTERVEN. Se obtuvo una información, bastante real, que esta empresa, en un comienzo sirvió para un trueque de crudo entre Rusia y Venezuela, donde Rusia enviaba crudo a esta refinería, para compensar el que debía suministrar a Cuba, que esta aportado por Venezuela.

Así mismo, fue creada la empresa REFINERIA ISLA, que administra y opera una refinería y un terminal de almacenamiento en Curazao, bajo un acuerdo de arrendamiento a largo plazo con el gobierno de ese país. También posee terminales de almacenamiento en Bonaire y Bahamas.

En USA, es propietaria de CITGO PetroleumCorporation, empresa de refinación, mercadeo y transporte con sede en Tulsa, Oklahoma, que tiene a su cargo la operación de los activos y los derechos exclusivos de mercadeo de la empresa, también de PDVSA, UNO-VEN en la zona del medio oeste de los Estados Unidos, con las cuales opera varias refinerías, con acceso a una capacidad instalada de procesamiento de 700 mil barriles diarios. En USA, CITGO es el tercer suplidor más grande de gasolinas y ocupa el primer lugar en puntos de venta.

…………………….

PATRIMONIO DE PDVSA.

Petróleos de Venezuela S. A. fue registrada con un capital inicial de 2.500 millones de bolívares, divididos en cien (100) acciones nominativas de Bs. 25.000.000,00 cada una, pagadas en un 40% , las cuales de acuerdo al Decreto de creación no podrán ser enajenados ni gravados. Dicho capital fue totalmente suscrito por la República de Venezuela en fecha 2 de enero de 1976. En la actualidad, se encuentra pagada la totalidad del capital.

El 1-1-76 Petróleos de Venezuela S. A., adquirió a su valor nominal, la totalidad de las acciones de las catorce (14) empresas filiales que fueron creadas conforme al Art. 6Ί de la Ley Orgánica que Reserva al Estado la Industria y el Comercio de los Hidrocarburos. El capital actual de 25.000.000, se obtuvo con un aumento del capital efectuado el 29-12-76 por la Asamblea Extraordinaria, que aprobó aumentar el Capital de la Empresa Matriz a Bs. 10. 650 millones divididos en 426 acciones nominativas de Bs. 25.000.000 cada una.

De acuerdo con la Constitución de 1999, PDVSA mantiene el monopolio exclusivo de todos los hidrocarburos que se encuentren en el subsuelo del territorio, y sus acciones y como empres pueden ser vendidas a particulares. No obstante, la empresa puede asociarse y entregar concesiones para la prestación de servicios relacionados con sus productos. Llegó a ser la tercera empresa en el mundo en capacidad de refinación, capaz de procesar 3,3 millones de barriles diarios de petróleo, aunque dicho nivel de producción se vio mermado en los últimos años hasta ubicarse en 2.729.000 b/d. Posee 24 refinerías en todo el mundo, 18 de ellas en el exterior y 6 en el país. Entre las instalaciones en suelo venezolano, destaca la segunda refinería más grande del mundo: el Complejo Refinador Paraguaná, en el estado Falcón, con una capacidad de procesamiento de 940.000 barriles diarios de crudo, así como las refinerías de Puerto La Cruz, con una capacidad de procesamiento de 200.000 barriles diarios y El Palito, que refina 130.000 barriles diarios.

LA PRODUCCIÓN DE PDVSA Y EL MERCADEO PETROLERO

Venezuela logró un mercado contractualmente estructurado, con atención mercantil de alta sociabilidad, que llegó a elevarse a 3,8 millones de b/d, o sea, bastante más de un millón de b/d por encima de los 2,53 millones de b/d de cuota de producción fijada por la OPEP. Obviamente, Venezuela no tuvo la capacidad real de producción para cumplir con esos 3,8 millones de b/d comprometidos, bajo contrato con clientes en el exterior, razón por la que desde durante muchos años, PDVSA tuvo que adquirir en el mercado abierto la diferencia entre el tope de sus exportaciones y el volumen comprometido con sus clientes. Una situación que prácticamente no se ha planteado en el resto de los miembros de la OPEP, quienes venden su petróleo crudo y productos en el mercado ocasional. Venezuela, por su incapacidad de producción, no vende en ese mercado y en la actualidad atiende las cuotas de manera de exposición, toda vez que desde el año 2002 no produce lo suficiente para cumplir con la cuota asignada. En reciente reporte OPEP, por data suministrada por las autoridades de sus miembros, Venezuela sufrió una caída en la producción petrolera para el segundo trimestre de 2015, tanto en la comparación del volumen correspondiente al mismo período del año pasado como al registrado en el primer trimestre de este año. En tal sentido indica que entre abril y junio, la producción estuvo en 2 millones 685.000 barriles por día, es decir, 141.000 barriles (5%) por debajo de lo reportado en los mismos meses de 2014 cuando se señaló que la actividad petrolera venezolana estaba en 2 millones 826.000 barriles al día. La disminución es de sólo 1,35% (una baja de 37.000 barriles) al contraponer los resultados de primer y segundo trimestre de 2015.

……………………..

Obviando la situación actual de PDVSA, dado el hermetismo político del actual gobierno y su dedicación a cumplir roles económicos y sociales distintos a su fundamento legal y constitucional, sobre la producción petrolera se especula y se llega a confundir todos los estudios e investigaciones sobre el tema. Es imposible ocultar y dejar de divulgar el descontrolado desarrollo, perspectivas y visión futurista de la empresa.

………………………..

LA FAJA PETRO-BITUMINOSA DEL ORINOCO

Como una peculiaridad de relevancia, que no podemos dejar de estudiar al tratar el Derecho y la Industria Petroleros, es el correspondiente al desarrollo tecnológico en materia de los hidrocarburos extrapesados y bitúmenes, orientado principal e inicialmente a lograr la forma de reducir la densidad y la viscosidad de los mismos, así como y la disminución del contenido de azufre, metales y otras propiedades físico-químicas relevantes, para evaluar el transporte, manejo y utilización de estos hidrocarburos, tratando de lograr un producto fácil de extraer y de transportar, y con el menos contenido de elementos contaminantes. En este sentido, no hemos querido avanzar en el estudio de los productos petroleros venezolanos, sin dejar de referir uno de los momentos más nacionalistas de su producción, que hemos adelantado sobre la Orimulsión, sin darle relevancia a la muy estudiada por largo tiempo, la denominada Faja Petrolífera del Orinoco, que nosotros en la cátedra de Derecho Ecológico bautizamos como "Faja Petro-Bituminosa del Orinoco". Nombre que le dimos para fundamentar la certeza de su contenido y para dar pie legal a la denominación de bitumen como materia básica de este producto petrolero, en la época cuando Venezuela sobrepasaba la cuota petrolera dada por la OPEP y se enfrentaba a juicios internacionales por considerarla producto de hidrocarburo y a los impuestos a los productos derivados del petróleo. Más aún, para enfrentar la perspectiva de una producción creciente, medida en toneladas, y como novedad ecológica comenzaba a surtir efecto en el mercado internacional, como veremos más adelante.

Importancia de la Faja

Como hemos referido, durante los últimos noventa años el petróleo ha ocupado un papel determinante en la economía de Venezuela. La producción acumulada de crudos ha alcanzado, en este país, más de 50 mil millones de barriles, lo que representa una larga historia petrolera. Por ello, cuando nos referimos a la importancia de los hidrocarburos en la economía venezolana, hacemos énfasis en el volumen de las reservas probadas y probables de nuestro país, indicando en tal sentido que, la Faja Bituminosa del Orinoco tiene una reserva estimada en 267 mil millones de barriles de hidrocarburos extrapesados y bitúmenes naturales, que constituyen la mayor reserva de este tipo en el mundo.

Importante es señalar, que Venezuela ha participado en forma conjunta, asociada e independientemente en el desarrollo de tecnologías que hoy son consideradas básicas en el mundo petrolero y con ello ha adquirido, en todas las áreas de actividad de esta industria, la experiencia y los conocimientos que respaldan su futuro desarrollo. Dentro de estas tecnologías podemos señalar, la desarrollada en INTEVEP, denominada HDH, considerada como una tecnología de vanguardia constitutiva de un proceso de conversión profunda, que permite mediante el hidrotratamiento de los hidrocarburos, mejorar los crudos extrapesados, como son los de la Faja del Orinoco, así como también, procesar el crudo residual proveniente de la refinación del petróleo, con lo cual se aumenta la productividad de estos crudos, transformándolos en hidrocarburos livianos de hasta 40 grados API.

En este orden de ideas, Venezuela dispone de una extensa base de recursos de hidrocarburos, la cual se encuentra distribuida en las áreas tradicionales explotadas hasta hoy y en la Faja del Orinoco. En las áreas tradicionales, Venezuela posee un estimado de aproximadamente 17.500 millones de barriles de petróleo liviano y mediano; y unos 47.500 millones de barriles de petróleo pesado, para un gran total de reservas, estimadas en 64.500 millones de barriles de petróleo, esperándose descubrir nuevas reservas, mediante los programas exploratorios que se implementan, con los cuales se aspira superar la fabulosa cantidad de 100.000 millones de barriles de petróleo. A estas reservas petroleras, por su constante asociación minera, debemos agregar el incremento del gas natural asociado al petróleo, que en la actualidad acumula una reserva probada de 59 millones de millones de pies cúbicos. Estas cifras nos indican que Venezuela continuará siendo por mucho tiempo un actor principal en el mercado petrolero internacional.

……………………………

Haciendo más relevante la importancia de la Faja del Orinoco, debemos agregar al potencial de reservas que hemos señalado, el descubrimiento de las altas tecnologías, entre las que se encuentra la HDH, mencionada anteriormente, que hacen cada vez más factible y económica su explotación, incidiendo en las ventajas que aumentan la importancia económica de este recurso de hidrocarburo. A todo ello debemos También agregar, el esfuerzo que hace nuestra industria petrolera, por lograr la posibilidad del uso directo y principal de estos hidrocarburos en los sectores industrial y eléctrico.

Ubicacion de la Faja.

La Faja Petro-Bituminosa del Orinoco está situada al sureste de Venezuela, al norte del río Orinoco. Comprende gran parte del sur de los estados Guárico, Anzoátegui y Monagas, ocupando una extensión aproximada de 50.000 Km2, que para los efectos, en el inicio de su exploración y explotación, fue dividida en cuatro áreas: Cerro Negro, Hamaca, Zuata y Machete.

Esta Faja es un espacio natural por mucho tiempo poco intervenido, utilizado en forma limitada para la actividad agropecuaria por cuanto no posee vocación para este tipo de actividad, ya que como es sabido, la región al sur del río Orinoco está conformada naturalmente por tierras de gran fragilidad geológica, con formas rocosas que almacenan gran cantidad de agua y de donde se originan la mayor cantidad de corrientes fluviales, pero en general, existe poca capa vegetal. En cuanto a la parte noreste del Orinoco, se caracteriza por grandes sabanas y algunas tierras fértiles aptas para el cultivo, donde la Corporación Venezolana de Guayana (CVG) desarrolló un programa de implante de pino Caribe con fines industriales, el cual se encuentra actualmente en explotación.

………………………

Prospección de la Faja y proyectos

A pesar del abandono dado por el actual gobierno a todo el desarrollo prospectivo e inventiva realizado en las décadas de los 70’ y los 80’pasadas, los ojos de los venezolanos y para reconocimiento mundial, la Faja Petro-Bituminosa del Orinoco, sigue ofreciendo grandes perspectivas, en atención a la magnitud de los recursos existentes en ella, al interés del país en desarrollar su explotación, y a las realidades del futuro energético que persiste en el mantenimiento de los hidrocarburos como fuente principal y económica para su generación, pero con el agravante crítico contra los combustibles fósiles, a los que se les endosa la mayor culpabilidad en la crisis climática y el calentamiento global. Por ello, es expectante la realidad política de Venezuela, que ofreció y sigue ofreciendo credibilidad meridiana sobre el futuro comercial de estos recursos, por lo cual se debate a nivel legislativo y ejecutivo, tratando de encontrar fórmulas racionales que permitan, como ocurrió dentro del régimen de la nacionalización, el concurso de recursos financieros y tecnológicos mundiales para facilitar su explotación, no sin dejar de reconocer, que el actual gobierno ha disipado la unidad de criterio en la explotación e interés industrial y ecológico, para aprovechar esta majestuosa reserva petrobituminosa, para producir el ansiado combustible verde ideado y registrado como una de las mejores innovaciones de la Venezuela pujante.

…………………………

A partir de entonces, lo que Venezuela y su industria petrolera ganaron en materia de desarrollo tecnológico, es abiertamente un avance de las más grandes dimensiones. No obstante la carencia total que había en el área para el momento de la nacionalización, los venezolanos han enfrentado con éxito el desafío que significa brindar apoyo tecnológico a la industria petrolera y petroquímica nacional, e ir logrando progresivamente una mayor independencia tecnológica. Todo ello ha sido posible, como lo hemos indicado, gracias al aporte de Intevep, que estratégicamente mantuvo estrecha relación con las filiales operadoras, garantizando así la cobertura de las necesidades de investigación y desarrollo en el sector.

Para ese momento, fueron de gran expectativa la concentración de esfuerzos exploratorios en la evaluación de las áreas más promisorias de la plataforma continental; complementada con una intensa perforación exploratoria en nuevas áreas y horizontes geológicos en las cuencas tradicionales, así como la aplicación de técnicas de recuperación secundaria y terciaria en viejos campos productores y la transformación de crudos pesados y extrapesados en crudos livianos, a fin de poder elevar el potencial de producción a 2.8 MMBD e incrementar el ingreso, por el mejoramiento de la canasta de los productos petroleros. Acciones complementadas con la puesta en marcha de tecnologías propias para la industrialización del gas natural y el avance significativo en la investigación, en el desarrollo y en la explotación de la Faja Petro-Bituminosa del Orinoco que dieron inicio coadyuvante al fortalecimiento de la industria nacional y a los bienes y servicios nacionales.

LA EMULSIÓN DEL ORINOCO (ORIMULSION)TM.

Es de resaltar en el esfuerzo investigativo, el desarrollo del estudio conjunto Lagoven-Veba Oel, para la utilización del proceso Veba Combi Ckraking (VCC), ya en inicios de aplicación, en la producción de crudo sintético de alta calidad, con gravedad superior a los 39 grados API, a partir de hidrocarburos extrapesados. Esta y otras investigaciones, conformaron un conjunto de proyectos experimentales diseñados con el objeto de desarrollar, optimizar y evaluar tecnología para lograr un máximo recobro de las reservas de la Faja, así como producir y manejar éstas, en forma económica y confiable.

Partiendo de los resultados de las investigaciones, surgió la Orimulsión®, como un producto probado y usado ampliamente a nivel comercial, como alternativa económicamente atractiva para la generación de electricidad. Las pruebas de rendimiento y beneficio de la Orimulsión, como sustituto superior al carbón, que por sus bondades, ventajas y beneficios, fueron admitidas en los mercados de Estados Unidos, Canadá, Japón, Europa y otras partes del mundo, donde se le eximió del impuesto que pecha a los hidrocarburos, al considerar a la Orimulsión como lo que es en su estado inicial, un bitumen. En este sentido, fueron esenciales los logros efectuados en cuanto a las tecnologías para la producción, para el manejo, para el transporte oceánico, y fundamentalmente sobre la combustión de ambos productos. Para lograrlo, se diseñaron claras y eficientes estrategias de cooperación con los clientes potenciales, las cuales permitieron experimentalmente con muestras de dichos recursos, la evaluación directa de ellos. Por otra parte, fue sincera la disposición de la industria petrolera venezolana para establecer relaciones comerciales estables y de larga duración.

Las fases básica y modélica del proceso generador de la tecnología, se completó exitosamente para confirmar la factibilidad económica de este proceso a escala comercial. Se ha evaluado el uso de los hidrocarburos extraídos de la Faja del Orinoco, como un combustible para la generación de vapor y se ha obtenido la información necesaria para evaluar los efectos de los productos de combustión, sobre los equipo que lo utilizan, determinando los niveles de: escoria, transferencia de calor, corrosión, etc., así como la cuantificación de la emisiones contaminantes asociadas con la combustión, referentes a SOX, NOx y partículas residuales.

De igual manera, lo más importante en el proceso exploratorio e investigativo que condujo a estos productos, es tener conocimiento de la magnitud de los recursos existentes, y haber logrado la tecnología capaz de obtener en forma y proporción admisible y aceptable, una mezcla de los fluidos inmiscibles, mediante un surfactante o aditivo líquido, capaz de disminuir la viscosidad en hasta cuatro órdenes de magnitud, sin que el producto logrado sea afectado por la variación de la temperatura, lo cual permite la producción, el manejo, el almacenamiento y el transporte, contando con los sistemas tradicionales utilizados hasta ahora por la industria petrolera. Los resultados de la investigación, permitieron predecir el comportamiento de las emulsiones durante el bombeo y el transporte por tubería, así como su estabilidad por largos períodos de almacenamiento y durante el transporte oceánico. Prueba de ello es que hasta diciembre de 1997, más de diecinueve millones de toneladas fueron embarcadas en tanqueros de doble casco a los Estados Unidos, Japón, Canadá, Dinamarca, Portugal, el Reino Unido, China e Italia, sin que se viere la Orimulsión® afectada por la duración ni por las condiciones climáticas durante la travesía, cumpliendo con algunos parámetros establecidos como límites en las condiciones de temperatura y en su manejo, que son los siguientes:

a) Debe almacenarse y transportarse entre un rango de temperaturas de 5-50° C.

b) La tasa de corte por sí sola no daña el combustible. Sin embargo, las bombas, válvulas y demás accesorios deberían ser diseñados a fin de evitar tasas de corte excesivas a través de pequeñas aberturas.

c) Al igual que con las tasas de corte, las caídas de presión a través de válvulas y accesorios similares deberían ser tales que no le causen esfuerzos de corte excesivos (menos de 7 bar.)

d) No debe ser contaminada con otros combustibles líquidos de hidrocarburos en concentraciones mayores del 2%.

La investigación

A los fines de encontrar la forma de explotar los productos de la Faja se dedicó el Centro de Investigaciones y Desarrollo de Petróleos de Venezuela (INTEVEP), conjuntamente con la British Petroleum, cuyos resultados fueron el desarrollo de emulsiones, que consisten en la dispersión de hidrocarburos en agua o "hidrotratamiento", mediante la tecnología denominada HDH, donde la fase continúa es el agua, siendo de importancia el tamaño y distribución de las partículas de la fase dispersa, por cuanto ello afecta la estabilidad de las emulsiones. Surgió entonces la Orimulsión®, que es el nombre de la marca comercial dada al combustible fósil que se produce mediante la mezcla de bitumen natural con agua. Es producida mediante un proceso que comienza en el pozo con la extracción de bitumen natural diluido, luego pasa a través de la separación de agua salina y diluente, y termina con la mezcla del bitumen natural, agua y una pequeña cantidad de surfactante y aditivos. Su conformación es de 72 + - 2 por ciento de hidrocarburos con un diámetro promedio de partícula de 15 + - 5 micras y manifiesta un comportamiento, existe una limitada dependencia de la viscosidad aparente de ORIMULSION TM con la variación de temperatura.

Los resultados obtenidos permitieron predecir el comportamiento de las emulsiones durante el bombeo y transporte de tubería, así como su estabilidad por largos periodos de almacenamiento y durante el transporte oceánico.

Se comprobaron igualmente, los beneficios de la inyección de óxido de magnesio (MgO) como inhibidor de corrosión, se evaluó la tecnología para la desulfuración del Orinoco y Orimulsion, mediante la inyección de caliza en la caldera, lo cual permite la remoción de alrededor del 60 por ciento de las emisiones de SO2. Los resultados obtenidos confirmaron la combustibilidad de ambos combustibles, la cual es comparable a la del Fuel Oil NΊ. 6.

Las emulsiones producidas, eran transportadas para ser desaladas, hasta la planta de rompimiento en Punta Cuchillo, ubicada a unos 50 Km. de distancia. Instalaciones diseñadas para una capacidad de exposición de ORIMULSIÓN, de 20 mil barriles por día.

Usos de la Orimulsion

Las principales aplicaciones y usos de la Orimulsión® son:

• En plantas eléctricas convencionales (turbinas de vapor)

• En motores Diesel para la generación de electricidad

• En plantas de cemento

• Para alimentar sistemas de gasificación en ciclo combinado

• Como combustible para requemado (reburning).

También, por sus excelentes propiedades de combustión, puede ser utilizada con esta técnica con resultados sobresalientes. El requemado permite reducir hasta 65% del NOx producido durante el proceso de combustión.

Contaminacion y residuos de la Orimulsión

El efecto contaminante de la Orimulsión® ha sido una de las grandes preocupaciones de PDVSA, cuyas investigaciones se han orientado a dar a este producto el calificativo de combustible limpio, adecuado a las normas ambientales que se originan principalmente en los Estados Unidos. Como resultado, para proteger el ambiente y lograr un mejor uso de las cenizas finas producidas por su combustión en plantas eléctricas, fue creada la empresa ORBIT METALLURGICAL LIMITED, con participación accionaria de BITOR ENERGY PLC y Strategic Minerals Corporation (STRATCOR), de los Estados Unidos de América. ORBIT recupera y fabrica productos derivados del vanadio, níquel y magnesio contenido en las cenizas producidas por la combustión de la Orimulsión®, por cuanto el 98% de estas cenizas está formado por componentes recuperables, entre ellos, productos estratégicos como el uranio.

En cuanto a su producción, las vastas reservas de Venezuela (42 mil millones de toneladas métricas de bitumen natural) garantizan el suministro confiable de Orimulsión® hasta bien entrado el siglo XXII.

Comercialización de la Orimulsion

La empresa PDVSA BITOR fue creada como una Unidad de Negocios de la división PDVSA Exploración y Producción, que pertenece a Petróleo y Gas, filial de Petróleos de Venezuela, S.A. Se creó con la responsabilidad de la explotación y emulsificación del bitumen natural, y del suministro y comercialización de la Orimulsión®, cuyo principal uso es el de combustible para la generación de vapor en plantas eléctricas, por sus características similares al Fuel Oil NΊ. 6.

La Orimulsión® inició su auge ampliamente comercializada en tres continentes y para responder y satisfacer las necesidades de los clientes, PDVSA BITOR con su sede principal en Caracas, Venezuela, para atender el mercado de China y Latinoamérica. Asimismo, creó subsidiarias en Norteamérica (BITOR AMERICA CORPORATION), en Europa (BITOR EUROPE LIMITED) y en Asia (MC BITOR), en asociación con Mitsubishi Corporation, en Japón, a fin de cubrir las exigencias del mercado y de los clientes.

En 1997 la actividad general comercial de PDVSA-BITOR tuvo como resultado la exportación de 3 millones 828 mil toneladas de Orimulsión, habiendo despachado entregas contratadas para New Brunswick Power, en Canadá; SK Power, en Dinamarca; Lithua-nianStatePowerSystem en Lituania; Power Gen, en el Reino Unido; ENEL en Italia; Hokkaido Electric Power, Kansai Electric Plant, KashimaKita Electric Power y Mitsubishi Chemical, en Japón; China NationalUnited Oil Corporation, en la República Popular China y ArawakCement en Barbados.

En ese año se iniciaron entregas para las pruebas en la planta de electricidad de Brindisi, Italia (ENEL-CIA DE ELECTRICIDAD DE ITALIA), donde se estimó un consumo inicial de 600 mil toneladas de Orimulsión®. Igualmente, PDVSA-BITOR firmó un contrato por 20 años en Guatemala, para suministrar 300 mil toneladas anuales de Orimulsión®, destinadas a una nueva planta de energía eléctrica (GUATEMALA GENERATING GROUP, GUATEMALA) que inicio operaciones a partir del 2000. Desde entonces fueron suspendidas todas las operaciones comerciales y de producción, quedando en el limbo la patente sobre el producto registrado por la empresa venezolana.

EL PRODUCTO ORINOCOTM

Como indicáramos antes, conociendo la abundante existencia en la Faja del Orinoco de hidrocarburos pesados, surgió de la investigación la forma de generar petróleo liviano partiendo de la reducción del extrapesado. De la necesidad de lograr tecnologías especializadas, para extraer los diferentes productos, del bitumen, se ha logrado la Orimulsión, mientras que de los hidrocarburos pesados, se extraen mediante las tecnologías mencionadas, la recuperación y el mejoramiento. Surgió así el producto ORINOCOTM, cuya denominación se da a los hidrocarburos de la Faja que poseen una gravedad entre 7 y 10 API y viscosidad superiores a 10.000 Cp.

La recuperación de residuales

Los procesos investigativos enunciados y sus resultados tecnológicos, se fundamentan en lograr, como indicáramos antes, la maleabilidad de los hidrocarburos extrapesados, y en la recuperación de residuales ("fondos de barril"). En este sentido, se han desarrollados un conjunto de proyectos experimentales diseñados con el objeto de desarrollar, optimizar y evaluar tecnologías, para lograr un máximo recobro de las reservas de la Faja, así como producir y manejar estas, en forma económica y confiable.

De igual manera, se han desarrollado procesos tecnológicos, capaces de mejorar la calidad de los residuos provenientes del refinamiento del petróleo, al punto de lograr transformar un hidrocarburo de 9 grados API, en un crudo sintético de hasta 36 grados API.

La tecnología experimentada hasta ahora, que se mantuvo en proceso de utilización a gran escala en plantas de conversión profunda, se conforman a un proceso capaz de obtener un rendimiento superior al 95% en la producción de productos blancos (gasolinas y naftas) sin contenidos de azufre u otros elementos contaminantes, generalmente presentes en crudos y "fondos de vacío" pesados. En tal sentido, estos combustibles mejorados o recuperados cumplirán con creces, las especificaciones ambientales de las gasolinas y diesel impuestas para los productos reformulados importados por los Estados Unidos. Complementa sus ventajas y rentabilidad el uso de esta tecnología, cuando el 3 o 5% del residual en el proceso, se transforma en fertilizante de alta calidad.

…………………………..

………………………….

LOS HIDROCARBUROS GASEOSOS - EL GAS NATURAL

En el estudio sobre el desarrollo y las expectativas de la Industria Petrolera venezolana debemos enfatizar sobre el gas natural, cuando relacionamos, tanto por su importancia volumétrica, como por la relevancia que está tomando para los planes y los proyectos de desarrollo en esta área de la economía nacional.

El gas natural en genérico, es una mezcla de hidrocarburos parafínicos, cuyo principal componente es el metano (CH4), existiendo en menor proporción otros hidrocarburos livianos como el etano (C5H12), el hexano (C6H14) y el hepano(C7H16).

Se caracterizan estos gases, por contener impurezas como el nitrógeno, el dióxido de carbono, el sulfuro de hidrógeno, etc., substancias que le restan valor comercial cuando exceden de ciertos límites, ya que le disminuyen su poder calorífico, que en el gas natural venezolano oscila entre 818 y 1.798 B.T.U. por pie cúbico.

El gas natural se presenta generalmente asociado con el petróleo, sin embargo, puede encontrarse solo, en yacimientos exclusivos de gas. En Venezuela la mayor parte (94%) de las reservas de este hidrocarburo está constituida por el gas asociado y se encuentran ubicadas, principalmente en la cuenca del Lago de Maracaibo, mientras que las reservas de gas no asociados, se hallan fundamentalmente en el área del Estado Anzoátegui y representan el 85% del total de este tipo de gas. Las principales reservas de gas de Venezuela son las que corresponden a los yacimientos de la zona Anaco en el mencionado estado Anzoátegui, y los ubicados al Norte de la Península de Paria en el Estado Sucre, cuyo potencial energético en conjunto es aproximadamente igual, al de las reservas de petróleo convencional. Por curiosidad comparativa, sabemos que, a diferencia de lo que ocurre en Venezuela, el gas asociado representa el 27% de sus reservas totales.

El gas natural por ser un combustible limpio, barato y fácil de transportar, constituye una de las principales fuentes de energía más económica y con el mayor índice de crecimiento en la cuantificación de reservas descubiertas durante los últimos años. Para 1991, se estimaron mediante cálculos técnicos las reservas probadas de gas natural, en 3,6 billones de metros cúbicos, lo que ubica a Venezuela entre los ocho países con el mayor potencial de explotación de este hidrocarburo.

La importancia del gas natural como hidrocarburo generador de energía, lo apreciamos al conocer algún nivel de consumo, donde en el ámbito mundial, dentro de las cuatro fuentes tradicionales de energía en el mundo, el gas ha ocupado un lugar relevante al aportar el 20%, mientras que el petróleo aportó el 48%, el carbón el 29% y otras fuentes de energía aportaron solo el 3% restante. En Venezuela, el gas natural es una importante fuente de energía al aportar el 41% del total del consumo, después del petróleo con el 42% la hidroelectricidad 14% y el 3% restante, los combustibles y sólidos.

En los planes nacionales de desarrollo de la industria petroquímica, el gas ocupa un lugar de relevancia, al servir en ella de materia, utilizándose además para la producción de amoníaco y el negro humo. Es también de importancia el gas en la industria del caucho, en la generación de gasolina natural y los llamados líquidos del gas natural (L.P.G.)

……………………………

ACCIÓN AMBIENTAL EN LA INDUSTRIA PETROLERA VENEZOLANA

El concepto ambientalista se encuentra presente en la filosofía de PDVSA, tanto en su tratamiento como forma de protección en la ejecución de sus operaciones, como en la programación de actividades de acción ambiental nacional. En este sentido actúa en forma independiente como corporación estatal y en la elaboración de convenios para el saneamiento de áreas específicas del territorio nacional donde opera, tal como es el caso con el Convenio para el saneamiento ambiental y control de enfermedades en el Delta del Orinoco. Convenio que busca fomentar planes y programas de saneamiento ambiental y de prevención y control de enfermedades endémicas, el control de plagas y el reforzamiento de la vigilancia epidemiológica. Todo, dentro de una política de Ambiente, Higiene y Seguridad (AHS), en la cual incorpora temas que se han afianzado con el tiempo, tales como el desarrollo sostenible y las tendencias globales de ambiente, higiene y seguridad. En PDVSA han entendido, que los límites para el desarrollo no son absolutos, sino que vienen impuestos por el nivel tecnológico y de organización social, que deben asociarse al impacto que la explotación produce sobre los recursos del medio ambiente y la capacidad de la biosfera para absorber los efectos de la actividad humana. En este entendido, ayudados por la ciencia, se ha volcado a mejorar tanto la tecnología como la organización social, para abrir paso a una nueva era de crecimiento industrial y mejoría económica, sensibles a las necesidades de protección ambiental.

En el mismo orden de ideas, EE UU propuso a Venezuela trabajar juntos en materia ambiental, especialmente en lo relativo a los acuerdos de la Convención de Cambios Climáticos de Kioto, que estableció en diciembre de 1998 niveles de reducción de emisiones de gases invernadero.

El secretario de Energía de Estados Unidos, Bill Richardson en el foro La respuesta del Hemisferio: Energía e Integración, organizado por el Centro Internacional de Educación y Desarrollo (Cied), expuso que "El gobierno del presidente Clinton considera que todos los países deben reducir o limitar el crecimiento de sus emisiones de gas invernadero. En este sentido se expuso, que la posición venezolana, coincidente con una gran mayoría de países, es que los países en desarrollo no pueden tener el mismo tratamiento ni alícuotas de reducción de emisiones, cuando los industrializados han sido los principales emisores de gases invernadero con sus agresivas políticas de industrialización interna. Es esta una consideración totalmente valedera, por cuanto, los países productores de petróleo, no son los más beneficiados con la venta de este producto y las emanaciones en estos países son muy reducidas, en comparación con las de los industrializados. Esto cambió con la Conferencia de Cancún y la de Rio + 20. Vale recordar, que Estados Unidos es el emisor del 25% de los gases contaminantes que van a la atmósfera.

PRINCIPALES CUENCAS PETROLÍFERAS DEL MUNDO

Las principales cuencas petrolíferas del mundo son las siguientes:

1. LA CUENCA DEL GOLFO PÉRSICO, formada por Arabia Saudita, Irán, Irak, Kuwait, Emiratos Árabes Unidos, Qatar. Países estos, que integran la Organización de Países Árabes Exportadores de Petróleo (OPAEP). En la actualidad se le considera como el reservorio de petróleo más importante del mundo. Con unas reservas probadas de 381.000 millones de barriles de alta calidad que pueden ser extraídas a muy bajo costo unitario. Esta cantidad representa más de la mitad del total mundial de 718.000 millones de barriles.

2. LA CUENCA DEL GOLFO DE MÉXICO, que linda por la parte norte, con Estados Unidos y está conformada por las grandes acumulaciones petrolíferas de Texas y Louisiana, y por la parte sur, la bahía de Campeche en México, en donde se han hecho importantes descubrimientos de petróleo.

3. LA CUENCA URAL-VOLGA de la URSS, con un gran potencial petrolífero.

4. LA CUENCA DEL CARIBE, formada por Venezuela, Trinidad etc.

5. LA CUENCA PETROLERA DE ÁFRICA, Argelia, Lihce, Nigeria Etc.; y

6. LA CUENCA DE LAS INDIAS ORIENTALES HOLANDESAS, formada por Sumatra, Gava, Bonco, etc.

7. LA CUENCA DEL ÁRTICO, recientemente incorporada, que se estima podría contener un cuarto de las reservas mundiales de petróleo y gas aún no descubiertas. Es discutida la posible lucha entre los países limitantes de esta cuenca por el control de estos recursos, donde Rusia es el que más fuerza está haciendo para dominar lo que considera su patio trasero. Pero las otras naciones con costas en el océano Ártico: Canadá, Dinamarca, Estados Unidos, Islandia, Finlandia, Noruega y Suecia también muestran su interés por estos recursos, cada uno en los territorios que gobiernan. Es de recordar que las naciones costeras tienen derechos sobre los recursos hasta 200 millas náuticas (370 kilómetros) desde sus costas, y algunos países tienen el derecho a ampliar ese reclamo hasta 350 millas náuticas por la extensión de sus masas territoriales.

Existe un plan exploratorio del Ártico por parte de Rusia, que ha pensado extender en más de un millón de kilómetros cuadrados el territorio que está actualmente bajo su control. En tal sentido, la Sociedad Geográfica Rusa, indica que el reclamo de su país se probará científicamente, a pesar de las reivindicaciones de los Estados vecinos, reivindicación basada en el derecho marítimo. Según Rusia, no quiere un conflicto con otros países que rodean el Ártico, pero piensan que nadie renunciar a su territorio, por lo que harán un gran esfuerzo para aferrarse al territorio que consideran les pertenece.