USA Y EL PROTOCOLO DE KIOTO 2009

Luego de intensas negociaciones, Estados Unidos levantó su veto y fue aprobado un documento de cuatro folios que contiene la agenda y los principios que deben regir las conversaciones de aquí a 2009, para elaborar un nuevo Protocolo de Kioto que continúe el actual.

Las negociaciones se bloquearon tras una propuesta de la India en la que se reconocía que los países en desarrollo también participarán en el esfuerzo de reducción de emisiones, y que esa reducción sería "cuantificable, medible y verificable". Puesto que a los países en desarrollo siempre se les ha estimulado esa acción con ayudas tecnológicas y financieras, la propuesta de la India pedía que esas ayudas también fueran "verificables, cuantificables y medibles".

Pese a que la intervención de una veintena de países había apoyado la proposición, en el turno de palabra de la delegada de EE UU, Paula Dobriansky, todo se vino abajo. "No podemos aceptar eso", dijo y se produjo un gran abucheo generalizado de las más de 3.000 personas que llenaban la sala del Plenario.

A partir de ahí, parecía todo perdido. Incluso las formalidades diplomáticas. País tras país se dirigieron a Dobriansky pidiendo que cambiara de actitud y no bloqueara un acuerdo que se había hecho tan duro de pelar. La última de estas intervenciones fue de Papúa Nueva Guinea, que pidió a EE UU "que se retirara de una vez del camino para dejar circular a los demás". 

Es de recordar, que ante la expectativa de los países intervinientes en las Cumbres, referimos que, el presidente de EEUU, Barack Obama, en su discurso del 22 de septiembre de 2009 en la Cumbre sobre Cambio Climático de la ONU en Copenhague, señaló que “la amenaza del cambio climático es seria, es urgente y está aumentando. La historia juzgará la respuesta de nuestra generación a este desafío, porque si no le hacemos frente <de manera audaz, rápida y conjunta> arriesgamos entregarles a generaciones futuras una catástrofe irreversible...todos los pueblos <nuestra prosperidad, nuestra salud, nuestra seguridad> están en peligro. Y se nos está acabando el tiempo para revertir esta tendencia...durante demasiados años, la humanidad se ha demorado para responder o incluso reconocer la magnitud de la amenaza del clima. Ése también es el caso de nuestro propio país. Lo reconocemos, ...los países desarrollados que han causado tanto daño en nuestro clima durante el último siglo tienen la responsabilidad de ser líderes...Pero esos países en desarrollo y de rápido crecimiento que producirán casi todo el aumento en las emisiones mundiales de carbono en las próximas décadas también deben poner de su parte... será necesario que se comprometan a medidas internas enérgicas y a cumplir con dichos compromisos, de igual manera que los países desarrollados deben cumplir”.

Última modificación: 15/09/2017

NUESTRA SEDE: FACULTAD DE DERECHO DE LA UNIVERSIDAD SANTA MARÍA -  ESCUELA DE DERECHO - CÁTEDRA DE DERECHO ECOLÓGICO - CARACAS-VENEZUELA